Se llaman naturistas-vegetaristas (a veces solamente naturistas o sólo vegetaristas o vegetarianos) los seres humanos que practican un régimen de vida y de alimentación racional, de acuerdo con la Naturaleza.

El objetivo de los vegetarianos no consiste solamente en combatir la alimentación carnívora (animal) sino asimismo en desarraigar todo aquello que perjudica a la naturaleza humana, como son el alcohol, el tabaco, incluso el chocolate, las drogas, etcétera.

El naturista-vegetariano, si es tal, lleva una vida sana en todos los aspectos, alimentándose, tanto material como moralmente, con lo que la Naturaleza nos ofrece de manera tan generosa: alimentos vegetales y frutales, aire puro, sol a raudales, agua límpida y clara.

La carne, en cambio, según los principios del Naturismo, no es un alimento natural, al menos para el hombre, por lo que puede, y de hecho constituye, una de las principales causas de enfermedad.

 

 

En realidad, como todo el mundo sabe, la carne contiene una enorme cantidad de bacterias, algunas muy nocivas. Y si la cocción disminuye su número, no llega a destruirlas en su totalidad debido al alto grado de resistencia al fuego y al frío de tales animálculos microscópicos.

De esta manera, se propagan en el hombre enfermedades tales como la enteritis y otras afecciones de carácter microbiano. El alimento vegetariano, pues, consiste, ante todo, en vegetales, frutas, legumbres, cereales, verduras de cualquier clase, zumos de frutas y agua.

 

 

No obstante, reconocidas autoridades vegetarianas han introducido hoy día la permisibilidad de ingerir también leche, con sus derivados queso y mantequilla, así como huevos. Ello se deriva del hecho innegable de que el hombre al nacer sólo toma como alimento único leche, que contiene en sí todos los elementos necesarios y suficientes para el crecimiento y el fortalecimiento del recién nacido. Y siendo los huevos, en todas las razas ovíparas, el núcleo vital, es comprensible que sus elementos componentes sean beneficiosos para el ser humano.

El Naturismo no es una moda moderna y transitoria, ni siquiera una moda en absoluto. Todas las religiones y filosofías antiguas lo prescribieron ya, aunque en la actualidad, dejando de lado cuestiones filosóficas o religiosas, el Naturismo se ha convertido en el más importante pilar de una vida sana y natural.

 

blank

 

Muchos se hacen vegetarianos por razones de religión, otros por motivos pecuniarios y, por último, algunos son vegetarianos por razones físicas o fisiológicas, y por la necesidad de sanar de tal o cual enfermedad; los menos, lo son por repulsión instintiva a la carne.

Está demostrado una y mil veces que quien se hace naturista-vegetariano por una sola de dichas causas, acaba siéndolo totalmente por todas las demás. Por regla general, todos los vegetarianos sienten una gran fe en su práctica y consideran que esta doctrina es la que podrá resolver la grave cuestión social y moral que la vida moderna tiene ahora planteada a la Humanidad.

El vegetarianismo, pues, es en realidad una escuela filosófica y muchos sabios así lo han considerado.