Ingredientes

450 gr. de tomates maduros pero fuertes
4 cucharadas de aceite
1 manojo de apio
1 cebolla pequeña
queso rallado
sal

Instrucción

1.Se sofríe el apio con la mitad del aceite. Se lavan los tomates y se parten por la mitad. La cebolla se pela y se corta a trozos un poco grandes.
2.Se pone el resto del aceite en una cacerola y se dora la cebolla; se añaden los tomates y se cuecen unos minutos, procurando que no se deshagan.
3.Se añade el apio, que se habrá limpiado, con una pizca de sal, y se cuece hasta que esté blando.

Este plato puede servirse con queso rallado.